Etapas de Formación

Itinerarios

El itinerario es para que emprenda el viaje.

ITINERARIOS FORMATIVOS

El itinerario formativo aglutina, en torno a unas líneas maestras, todo el contenido de la formación sacerdotal

El término “itinerario” es acertado, en el sentido de que indica un camino, implica movimiento, pasos en ese camino. Como lo dice la misma palabra, se trata de establecer una serie de pasos o momentos formativos a través de los cuales los seminaristas Puedan caminar con mayor certidumbre hacia el objetivo de la etapa formativa correspondiente.

El itinerario formativo es el conjunto de pasos que se proponen pedagógicamente a los seminaristas para que consigan, de una manera intencional y libre, el objetivo que se pretende en la etapa correspondiente. Tiene contenidos propios y propone una metodología. El itinerario es espiritual, integral, propositivo, gradual e implica un acompañamiento personal y grupal.

El itinerario es, sobre todo, una guía y un estímulo para los mismos seminaristas. Se comprende más como guía para los alumnos que como acuerdo del equipo formador. De modo que los seminaristas mismos puedan conocer los pasos que objetivamente son necesarios dar en su proceso y tengan criterios de autoevaluación. Evidentemente el itinerario es para que emprenda el viaje.

*Tomado de: Emilio Lavaniegos Gonzáles, Los itinerarios formativos en el seminario diocesano Directorio para la formación sacerdotal, Ciudad de México, 2012, pg. 5-12.

Organigrama